El Fil Sofo De Coco Hay Mi Familia Con Letra

El liderazgo de ensayos existen

– Acaso es posible igualar – hoy ordeñan, y nosotros en el tiempo solamente por las manos, tres veces al día. Limpiaban el estiércol, daba los forrajes, era necesario traer que, puesto que eran por afuera. Y todavía teníamos que echar las vacas al abrevadero. Aquí así las ordeñadoras ganaban a él las enfermedades, que a la vejez se darán a conocer.

El director de la escuela Mihaylovsky ha notado sensato, inteligente al niño. Ha hablado con Praskovey Dmítrievna, la mamá Vani, la ha convencido que el muchacho no debe sin asunto, que ayuda pastar a los cerdos en el koljós, al mismo tiempo y ganará a él a la ropa y el calzado.

Ahora Iván Vladímirovich y Anna Timoféyevna Belousovy viven unos. Los niños han crecido y se han difundido quien donde. Iván Vladímirovich habla que es tranquilo por su futuro, no lo olvidan – siempre con la huerta ayudan, visitan, cuando hay una posibilidad. La salud conduce solamente, ya que ya por la séptima decena ha pasado.

Cuando acababa limpiador, Iván Vladímirovich se sentaba a las palancas del tractor – era necesario arar. En aquel tiempo la relación al trabajo, su cualidad era rigurosa. Hasta por la noche podía llegar que comprueba al campo, controlar la profundidad de la labranza, la cantidad de las hectáreas aradas.

– Era difícil. El grupo a mí era no de fácil, llegaba en a las 4 de la mañana. El dirigente anterior del sovjós Magomedov todo se asombraba, soy alguna vez las casas o no. Y ya que era necesario a la vaca ordeñar, y por la economía. Los trabajos entonces a las ordeñadoras era más, y debían llegar a tiempo en todas partes.

– Vivimos. Las enfermedades aquí vencen solamente, tener que ir a los pinchazos al puesto de socorro, y en el hospital regional se dirijo. La economía a nosotros con el marido pequeño – solamente las gallinas, y aquel exigen la preocupación: es necesario sacar los forrajes, y esto para los pensionistas es no fácil.